El mágico mundo de las cantinas mexicanas

El mágico mundo de las cantinas mexicanas

¿Cuáles son las mejores cantinas? ¿Por qué sirven botana? ¿Cuáles son las más antiguas en CDMX? Te contamos todo lo que debes saber sobre las cantinas mexicanas.

Llamadas por el escritor y poeta Salvador Novo como “El templo de dos puertas”, la cantina ha sido un lugar para la discusión, inspiración, recreación y charla. Personajes trascendentales de la historia de México, entre ellos, Porfirio Díaz, Pancho Villa, Carlos Monsiváis y Carlos Fuentes, frecuentaban estos lugares para distraerse, inspirarse y pasar momentos agradables.

Un poco de historia de las cantinas mexicanas

Como tal, la historia de las cantinas en México tuvo su inicio durante la guerra contra los Estados Unidos por el territorio de Texas. En esos días, los soldados estadounidenses buscaban lugares en los cuales pudieran consumir alcohol y descansar al mismo tiempo, los cuales no existían y tuvieron que improvisarse.

La tradición de las cantinas.

El concepto de estos espacios; casas o espacios en donde los hombres se pudieran reunir, sentarse y platicar mientras bebían licor, cerveza, pulque o tequila, comenzó a evolucionar después de la Guerra de Reforma. Sin embargo, fue hasta el Porfiriato cuando las cantinas alcanzaron su esplendor.

De hecho, y a manera de dato histórico, los historiadores de la Ciudad de México aseguran que durante los primeros diez años del siglo XX, la capital mexicana albergaba más de 1,000 cantinas, fue justo en esa época cuando “la botana” comenzó a volverse popular entre los clientes.

¿Qué es la botana?

Taquitos dorados, caldo de camarón, sopes, paella, tostadas, carne de cerdo en salsa y hasta chamorro forman parte de la botana que sirven diferentes cantinas en la Ciudad de México.

Se dice que al principio sólo las pulquerías ofrecían botana o comida a sus asistentes, pero con la época dorada de las cantinas también se tuvo que implementar dicha práctica en estos espacios, con el objetivo de “bajar” o hacer menor el efecto de la borrachera gracias a la comida.

¿Cuáles son las cantinas más antiguas?

Entre las cantinas más antiguas de la CDMX, y que todavía se pueden visitar, están: La ópera es un lugar famoso por conservar un agujero en el techo producto de una bala perdida que soltó el General Pancho Villa, y La Faena, la cual es considerada el Museo Taurino más emblemático de la ciudad, ya que cuenta con diferentes trajes de luces y pinturas dedicadas a la tauromaquia.

Bar La Ópera.

También se mantienen vigentes El gallo de oro, la cantina más antigua de la Ciudad de México, fundada en 1874; la Peninsular y la Potosina. La mayoría se ubican en el Centro Histórico de la capital y se pueden recorrer en un fin de semana o poco a poco si así lo decides. ¿Cuál es tu favorita?

En The Welcomers nos encantan los recorridos por lugares llenos de tradición e historia. Nuestro guías son personas cercanas a estos lugares, algunos con experiencia como historiadores, chefs o escritores. ¡Deja que te muestren sus espacios favoritos a través de una mirada muy particular! Vive experiencias de viaje únicas en México.

Fuente: El Mundo, Cultura Colectiva, Excélsior, Chilango.

El mágico mundo de las cantinas mexicanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *